02

Nuestro baile

Historia de la Moixiganga:

La moixiganga es una danza que fue introducida en el Gran Penedés hacia el siglo XVIII pero la suerte que ha tenido en cada localidad de la comarca ha sido diferente. Seguidamente nos centraremos en la historia pasada y actual de la Moxiganga de nuestra ciudad.

Antecedentes de nuestra Moixiganga:

Todo y que Vilanova no ha sido considerada nunca una Vila muy moixiganguera en comparación con otras vilas en que la danza ha tenido mayor éxito; la población más anciana era consciente de que esta danza había sido bailada en Vilanova en el pasado. Por si queda alguna duda de la existencia de este baile ha sido encontrados diferentes documentos donde se detallan gastos de la moixiganga en los archivos de Vilanova. Los primero tienen fecha del año 1832 en que una moixiganga actuó por la festividad de Sant Antonio Abat.

El hecho que este sea la primera documentación escrita no quiere decir que sea la primera vez que la moixiganga saliera del mismo modo que tampoco nos hace pensar que la moixiganga fuese bailada por un grupo de naturales vilanovines. La falta de documentación a partir del Trienio Liberal (1820-1823) en vilanova se entiende por todos los campos, la cual cosa dificulta el conocimiento cierto de muchos esdevenimientos.

Al año siguiente del recibo anterior (1833) se encuentra otra cuenta en la que se detallan gastos para muchos gastos y entre estos la moixiganga. Esta proliferación de bailes y elementos de la cultura popular la podemos atribuir al triunfo de las reformas liberales que se hicieron en la Regencia de Maria Cristina (1832).

Definitivamente encontramos un documento fechado en 1834 que nos da la constancia y seguridad de que la moixiganga era bailada por gente de la localidad.

Este recibo nos hace pensar que los músicos (seguramente gralleros) eran traídos de fuera porque según el recibo se les paga y se ve que se buscaron fuera. Del vestuario también podemos sacar alguna información. No podemos decir nada sobre si llevaban o no armilla pero la falda la habían alquilado. Seguramente lo hacían a Vilafranca que era en el único sitio donde también había moixiganga ya que Sitges no se empezó a bailar hasta el año 1855. El recepto de la cantidad se puede suponer que era el jefe de la grupo de entonces.

los diferentes recibos que se encuentran dan pequeña información sobre el tipo de baile que se hacia, una nos dice que el baile se hacia con cirios, otro que nombran directamente a Castellví como Capataz del baile de la Muixiganga…

En el año 1850, la moixiganga también sale por la fiesta de las Nieves la cual se estaba convirtiendo en la fiesta mayor del pueblo en prejuicio de la de Sant Antonio. Este mismo año el ayuntamiento paga por primera vez los gastos de los bailes que salían por la fiesta de las Nieves. Hasta entonces era la iglesia de Sant Antonio la encargada de cubrir los gastos de la moixiganga que únicamente se hacían para conmemorar la festividad del Santo. Esto se debió a la voluntad de la burguesía industrial de propulsar la festividad de las Nieves y degradar la de Sant Antonio que aún representaba la base económica agrícola que comenzaba a disolverse en nuestro pueblo.

A partir de 1859 la Parroquia se desentiende de la moixiganga y tan solo ayuda al dragón y a los gigantes, dejando a cargo municipal la moixiganga al igual que la mayoría de los otros bailes populares.

A partir de esta fecha, el nombre de actuaciones no es muy claro ya que solo se nombra la salida de bailes en el periódico pero sin especificar quienes lo hacen. A finales ya de la vida de la antigua moixiganga, en el apartado de “Crónica local” del “Diario de Villanueva y la Geltrú” en el año 1864 se publica un comentario que se refiere a la moixiganga diciendo “… por lo ridículo y hasta perjudicial de su argumento y por lo ocasionados que son a desgracias
(…) indignos de figurar en las fiestas de un pueblo civilizado…”. Pero el último documento en que se habla de la moixiganga a la vez que de los otros bailes y entremeses es una crónica que en 1871 relata la fiesta de las Nieves que era entonces la Fiesta Mayor del pueblo ya que se había conseguido reducir la festividad del patrón del pueblo a la de los “tres tombs”.

Posibles motivos de la desaparición de la Moixiganga:

A partir de ese año 1871 no volvemos a tener noticias de la moixiganga vilanovina. Los motivos no fueron muy claros y tampoco podemos asegurar que fueran ese mismo año el momento en que se deja de representar el baile definitivamente.

Cal destacar unos posibles motivos que hicieron desaparecer la Moixiganga y que fueron el conjunto de todos ellos los causantes de su perdida más que algún motivo específico. En primer lugar podemos plantear la hipótesis de la perdida de su impulsor todo y que no podemos concretar la fecha exacta por falta de documentación.

En segundo lugar podemos mencionar como causa las Guerras Carlines. Las dos primeras quizás no tuvieron una resonancia demasiado importante pero la tercera, que se inició en 1868 y finalizó en 1875, estropeó mucho más el país y sobre todo, la Cataluña interior o rural donde los colectivos Carlinos eran más populares. Esta tercera guerra paralizó las actividades festivas en Vilanova y culminó con la ocupación del pueblo en el año 1874 por las tropas liberales encabezadas por el General Tristany. Podemos pensar que Vilanova no formaba parte de la zona del Principado antes nombrada sin embargo, aunque nuestra villa sea costera, el colectivo perteneciente al campesinado era bastante importante. Recordamos que los colectivos carlistas estaban integrados por campesinos que buscaban un retorno hacia el antiguo régimen con uno cesión del trono en favor de Carles Maria Isidre y más tarde de sus descendientes. Además, el Carlismo también era soportado por colectivos burgueses, eclesiásticos y aristócratas con los mismos deseos. De este tipo población también había a nuestra Villa aunque en menor medida que de obreros. Así tenemos que considerar los enfrentamientos bélicos como un posible factor que favoreciera la pérdida de éste, junto con los otros bailes. Por estos motivos es bastante comprensible que los jóvenes de la comarca estuvieran más dispuestos a proteger sus ciudades que en bailar y conservar sus bailes populares.

O quizás fueron los propios principios del carlismo que se llevaron la moixiganga junto con todos los vestigios de la Ilustración.

Seguidamente tenemos que considerar el cambio de mentalidad que se experimentó durante el fin del siglo XIX. Esta nueva manera de vivir traería a la nuestra pequeña ciudad el ferrocarril, la industria … y en definitiva el progreso. Desde el presente podemos encontrar compatible las manifestaciones de la cultura catalana (como la Moixiganga) con el avances tecnológicos. Pero en aquel momento se consideraba necesario deshacerse de todos aquellos elementos
considerados arcaicos entre los cuales se encontraba la Moixiganga quizás por su carácter religioso, quizás para ser un ejercicio con raíces ancestrales o quizás por ser encontrado ridículo como así se considera en el artículo que el diario de Vilanova publica ya en 1864. por ésta ultima razón podemos concluir que no debió haber demasiada gente interesada en bailar y mantener la moixiganga en primer lugar por vergüenza y en segundo lugar porque los conceptos de diversión y las nuevas formas de distracción eran demasiados diferentes.

A la vista de esta relación hace falta hacer algunas observaciones pertinentes. En primer lugar las salidas de que aquí se tiene constancia no tienen porque ser las únicas que se hicieron. Puede ser que algunas actuaciones no consten en ningún documento escrito o que si constaban estos documentos hayan estado perdidos o destruidos, también puede darse el caso de que no esté mencionada la moixiganga específicamente como sobre todo a partir de 1859 hacía el
Diario de Vilanova el cual tan sólo decía que “salieron los bailes de costumbre”. ¿Pero entre estos bailes podemos incluir la moixiganga? Algunos años el interrogante se puede descubrir con documentos complementarios como algún programa de festejos.

Por otra parte podemos ver como las actuaciones de la moixiganga fueron poco a poco desligándose de la festividad de Sant Antoni Abat en medida que también se desligaba de la parroquia de la villa dedicada a este Santo. Así, los primeros años la Moixiganga tan sólo salía por la Festividad de Sant Antoni Abat que entonces era el que se consideraba Fiesta Mayor de Vilanova i la Geltrú. Más tarde cabe en 1848 encontramos un periodo en que no se tiene noticia de las actuaciones de la Moixiganga hasta 1850. En esta secuencia podríamos suponer que, al ser muy extensa, la moixiganga salió en alguna ocasión posiblemente tanto por la fiesta de Sant Antonio como por la de las Nieves. Desde aquel año encontramos un periodo en que seguramente la Moixiganga actuaba para todas dos fiestas hasta que finalmente, hacia el año 1859 este baile como ya dije pasa a cargo case exclusivo del Ayuntamiento de la ciudad. Este hecho se debe al traspaso de la especificidad de la Fiesta de Sant Antonio en favor de la de las Nieves. Por último encontramos que la Moixiganga empieza a actuar en la Fiesta Mayor de la Geltrú en el año 1859. Pero considerando que previamente a este año encontramos una laguna sin documentos de cuatro años se muy posible que el baile se hiciera antes.

Deja un comentario